¡Accede a contenidos exclusivos del Futbol!

LAS LESIONES MÁS FRECUENTES DEL FÚTBOL

El fútbol es un deporte muy beneficioso para a salud, pero también tiene algunas lesiones más frecuentes que otras, con las que habrá que tener cuidado si se práctica este deporte:

  • El esguince de tobillo:

    Al jugar con los pies, la articulación que es más dada a sufrir una lesión es el tobillo. Un mal giro puede significar un esguince y en los peores casos hasta la ruptura de ligamentos. Por eso es imperante calentar antes de empezar a jugar.

  • Desgarros y roturas de meniscos:

    Los meniscos amortiguan el peso que se pone en las rodillas, con lo que en un deporte en el que se usan las piernas mayoritariamente las rodillas son dadas a sufrir sobrecargas y giros.

  • Rotura de ligamentos cruzados:

    Estos ligamentos hacen una cruz por encima de la rodilla. Al realizar cambios de movimiento o quiebros se pueden romper. La única solución a esta lesión es el tratamiento quirúrgico. La recuperación total es muy difícil y lleva unos 9 meses.

  • La pubalgia:

    Se trata de una lesión que afecta a la ingle y la zona púbica, jugadores como Kaka, Messi o Juan Guillermo Cuadrado la han sufrido. Se suele relacionar con cambios brucos de dirección.

Es importante como jugador cuidarse y respetar los ciclos de recuperación que imponen los médicos para evitar lesiones peores.